jueves, 5 de enero de 2012

La importancia de llamarse Ernesto

The importance of being Earnest (O. Parker, 2002)
Cada niño que llega al mundo trae un mensaje del cosmos. Ernesto todavía no ha salido a la luz y ya lo ilumina todo con sus mensajes fuertes, tenaces, constantes y valerosos. Éste será su año, el año de Ernesto. Muchos me preguntan el por qué de este nombre tan poco corriente. Es evidente que Ernesto será poco corriente por lo que, en principio, lo más adecuado es que su nombre le corresponda, pero hay más: La importancia de llamarse Ernesto fue la última obra de teatro que Oscar Wilde escribió y la primera obra vital que escribiré yo. Wilde nos contaba con esta obra que a veces hay que llamarse Ernesto para poder sobrevivir. Ernesto en su obra es una segunda vida, una válvula de escape de la que surge el deseo y la transgresión. Ernesto es eso para mí: mi segunda vida, mi mayor deseo, mi transgresión, mi mejor prolongación, lo mas creativo que he hecho en mi existencia y lo más valioso. Por lo tanto, este año, mi año selvátivo, además de ser especial, bisiesto y mágico es el año en que he decidido amar más y mejor, sin miradas al pasado ni más futuro que el presente. Es el año del desaprender para poder aprender a su lado, para volver a ser inocente, para divertirme como si esa fuera mi única responsabilidad. Ernesto ya me ha hecho mejor, desde el momento en que oí latir su corazón de pulguita sabía que me cambiaría la vida, de bien, de muy bien.

2 comentarios:

  1. y no sabes lo que me alegra que seas taaaaaan feliz. Desde aqui oigo a Ernesto deseando reir con su mami tooooooda una vida.
    Muuuuuuuak

    ResponderEliminar
  2. En cuanto Ernesto balbucee, que aprenda a leer y lo haga con este texto tan hermoso.

    ResponderEliminar